En Metro Capital sabemos que podemos agregar valor a nuestros clientes en cada una de las etapas de desarrollo de sus empresas, siempre con el objetivo principal de maximizar el valor para sus accionistas.



    Conocer e incrementar el valor de la empresa es fundamental como herramienta de gestión, tanto si los accionistas actuales desean conservar la empresa como en los casos en que esté prevista una venta de la empresa a un tercero o una transferencia a otros miembros del grupo familiar o a determinados miembros de su equipo gerencial.

    Como parte de nuestro proceso AVE, realizamos la valuación inicial de la empresa, lo que nos permite tener en claro el punto de partida, luego identificamos aquellas variables que mayor impacto tienen en la valuación y recomendamos planes de acción que impacten efectivamente en el valor de la empresa. De acuerdo a las necesidades de nuestros clientes, podemos realizar únicamente la valuación inicial o acompañarlos en el proceso de gestionar el aumento de esa valuación.

    El proceso de valuación inicial es apreciado porque trabajamos en equipo con cada cliente, comprendiendo las variables estratégicas y aquellas capacidades que más valor agregan a la empresa. Tomamos en cuenta el contexto macro y el escenario competitivo, tecnológico y de los clientes, que enmarca la actividad de la empresa en la realidad de su operación.

    En cuanto al proceso AVE, buscamos responder preguntas y actuar sobre las variables clave que mejoran sustancialmente la valuación, por ejemplo: ¿es más conveniente incrementar volumen de venta o precios?, ¿incrementar la inversión en publicidad o en investigación y desarrollo?, ¿es preferible incorporar una máquina o incrementar la mano de obra?

    En la práctica, realizamos este proceso integrando a aquellos miembros del equipo de nuestros clientes que aporten valor al proceso, ya que son ellos los que hacen que las cosas ocurran.

    Conozca aquí los clientes que confiaron en nosotros para este servicio.



    Trabajamos junto a nuestros clientes liderando el proceso completo, es decir, desde la confección de la presentación corporativa inicial hasta el cierre exitoso de la transacción. De esta manera, aseguramos que no se distraigan de la operación diaria de sus negocios y los mantenemos informados e involucrados en los aspectos comerciales de la transacción que requieran su participación.

    Si bien cada proceso es distinto y requiere la atención esmerada e indelegable de un socio de Metro Capital, generalmente se observan las siguientes etapas:

    Definición de las necesidades del cliente: precio, plazo, formas de pago, estructura, participaciones posventa, empleados, etc.

    Valuación del negocio: análisis de la industria, del negocio y de su posición de mercado para enmarcar la presentación corporativa a realizar a los potenciales interesados con el objetivo de maximizar la valuación.

    Durante este proceso también vamos a identificar los aspectos estratégicos que puedan ser valorados específicamente por potenciales interesados.

    Preparación del material de marketing y contacto con los candidatos adecuados: nuestra amplia trayectoria en la industria nos permite acceder a las personas con capacidad de decisión dentro de los candidatos identificados.

    Negociación y cierre de la transacción: nos aseguramos que nuestros clientes sean adecuadamente asesorados, de manera que sus intereses estén protegidos. Usualmente trabajamos en equipo con profesionales contratados específicamente para tratar los aspectos legales y fiscales.

    Conozca aquí los clientes que confiaron en nosotros para este servicio.



    Ayudamos a cada cliente a encontrar al mejor socio para su empresa, considerando cuáles son las capacidades que desea incorporar. En la valuación de los aportes que hará el nuevo socio deben tomarse en cuenta aspectos financieros (aporte de capital), comerciales, industriales y de acceso a un mercado específico, además de los conocimientos particulares (know how) que sean necesarios para la empresa.

    Analizamos las necesidades financieras de nuestros clientes y ayudamos a identificar a aquellos potenciales socios, o inversores, que propongan las condiciones más favorables, con la mejor estructura posible.

    Este proceso se lleva adelante sin olvidar que la elección de un socio es un hito fundamental en la vida de todo emprendedor, ya que en muchos casos es determinante del desarrollo futuro de la empresa.

    En cuanto a la valuación que se le asigna a la empresa en la transacción, debe considerarse la valuación inicial para negociar qué porción de la empresa le cederemos a nuestro nuevo socio a cambio de su aporte. Además, y de manera fundamental, debe tomarse en cuenta la mayor valuación de largo plazo como eje de la decisión.

    Conozca aquí los clientes que confiaron en nosotros para este servicio.



    En estas situaciones de distress financiero, colaboramos con nuestros clientes en el diseño de la estructuras financieras que permitan salvaguardar el patrimonio de los accionistas de la mejor manera posible.

    Lideramos la negociación con los acreedores o las distintas contrapartes, dependiendo de la situación en la cual se nos convoca.

    Optimizamos la conformación óptima de la deuda financiera, incluyendo distintos productos, plazos, monedas, estructura y capacidad de repago en función de los riesgos asumidos y la capacidad de la empresa para administrar sus inversiones.